Educación > Cultura|Educación|General

Andrés Ortiz Osés: por una educación religante

Escrito por Ademir / 6 de noviembre de 2008

Figura señera en el ámbito educativo y filosófico, Andrés Ortiz Osés, respetado catedrático español de la Universidad de Deusto, en Bilbao, ha desarrollado durante décadas una labor didáctica y de cultivo de pensamiento sobresaliente como pocas, cerrándole el paso a los irracionalismos, y abriéndole veredas a los infinitos sentidos del mundo en lo humano.

Una existencia alumbradora

Habiendo sufrido desde joven la pérdida de su padre a manos de un fundamentalista; agobiado por las tradiciones escolásticas constreñidoras, y las neopositivistas limitadas, Ortiz Osés hubo de adentrarse, tanto en lo profundo del psicoanálisis junguiano del Círculo de Eranos, como en la línea Hermenéutica de Gadamer (de quien incluso tomo clases), para hallar perspectivas que satisficieran en mejor manera sus ansias de libertad y apertura del pensar. Además aprendió Teología en las Universidades de Comilla y de Roma.

Un giro mediterráneo a la hermenéutica

Se aprecia en la trayectoria de la obra entera de Ortiz Osés, un afán por asumir la vacuidad de nuestros días desencantados; rescatar su virtud purificadora, deslastrante, para así intentar entablar una religación de sentidos entre los hombres, muy mediterránea, muy vital; por medio de la reflexión sobre ciertos arquetipos: reconocer en ellos una realidad trascendente pero estrictamente intersubjetiva, para que funjan como obsequiantes de guía y orientación en la existencia.

Es por eso que un matiz de religiosidad se disfruta en cada una de sus obras, no es por cierto un apologista de los dogmas instituidos, sino por el contrario, un hermeneuta de los símbolos religiosos como re-ligantes, inquiriendo sobre su significación más relevante al alma humana para atraerla hacia una conjunción comunicante con los demás para poder así literalmente pensar un mundo de mundos ilimitado en donde la trascendencia y la inmanencia se reunan en el existir del hombre y así poder llegar a considerar lo divino no como algo lejano e inefable sino como una posibilidad vital por obra del sentimiento, la reflexión, y la experiencia ético-estética. Es la obra de Ortiz Osés una auténtica labor post –humanitaria, honda y emotiva.

Algunas de sus obras más destacadas

En cuanto a sus tratados hermenéuticos destaca Comunicación y experiencia interhumana. Publicado por Descleé en 1977 y La nueva Filosofía hermenéutica por Anthropos en 1986; con referencia a sus estudios mito simbólicos es imprescindible la lectura de Las claves simbólicas de nuestra cultura, publicado en Anthropos en 1992, y Cuestiones fronterizas, bajo la misma casa editorial pero en 1999. Finalmente su labor didáctica, tal vez la más significativa en su carrera, la podemos hallar en su muy particular “metafísica del sentido de la vida”, presente en obras como Amor y Sentido de 2003, y en su obra maestra, Metafísica del sentido publicada por la Universidad de Deusto en 1989.

Tags: , , , , ,

1 comentario

  1. […] Andrés Ortiz Osés: por una educación religante […]

Leave a comment