Noticias

Cuidar la vista

Escrito por Sol / 2 de septiembre de 2009

Cuidarse es, también, un aprendizaje que no debe dejar de tenerse en cuenta. No debemos olvidar que nuestro cuerpo es una herramienta fundamental y que necesita sus cuidados y atenciones. La vista, en este contexto, es uno de los sentidos más puestos a prueba en etapas de estudio y trabajo y es por ello que vale la pena reflexionar acerca de algunos cuidados que pueden ayudar.

Estar todo el día en el ordenador es malo para la vista

Estar todo el día en el ordenador es malo para la vista

La vida que lleva el estudiante puede llegar a traer aparejadas algunas complicaciones relativas a la salud y al cuidado de cuerpo. Una de las quejas más comunes es la que se refiere a las contracturas y dolores de espalda. Entre las horas de clase en la que se permanece sentado y escribiendo, y las horas de estudio que son, en cuanto a la postura, bastante similares, no hay mucha tregua para cuellos, hombros y zona lumbar.

Ahora bien, hay otro aspecto al que se le presta menos atención pero que es fundamental tener en cuenta: la vista. Los ojos y la vista como función son vitales a la hora del estudio. Efectivamente no siempre se tienen los cuidados necesarios para evitar no solo que se deteriore la capacidad de ver sino las consecuencias más directas de forzar esta función.

Avisos del cuerpo

Suele darse la siguiente secuencia. Al aparecer ciertos dolores de cabeza fuertes y a repetición se consulta a un médico para ver qué es lo que está generando dicho pesar. Ante ciertos chequeos en búsqueda de la causa comienza a aparecer la situación de forzar la vista como una candidato casi victorioso para acreditarse la causalidad. Lo interesante sería, en todo caso, lograr prevenir esta situación con información y acción.

Prevenir

En principio, y además del hecho de ir a un oftalmólogo para poder evaluar nuestros ojos, hay ciertas precauciones que se pueden tomar para prevenir. Lo primero es prestar atención a la luz. Es muy común que al leer se genere sombra con la propia cabeza de lector. Esto puede evitarse con la simple ubicación de una luz que provenga de lugar adecuado.

Lo ideal para esto es, en principio, determinar un espacio de lectura. Si por ejemplo, tenemos un escritorio se pueden colocar esas lámparas que pueden ir modificando su posición para lograr apuntar la luz directamente a los apuntes. Por otra parte, cabe aclarar que es conveniente que la luz no esté dirigida a los ojos porque puede provocar el resecamiento y posterior ardor de los mismos.

Si trabajamos en una computadora es importante tener iluminada la parte del teclado. Si bien es cierto que la PC tiene luz propia en la pantalla es casi inevitable la visualización más o menos frecuente del teclado y hacerlo a oscuras o con una iluminación inadecuada provoca un esfuerzo extra que es fácilmente evitable. Acostumbrare a propiciar este tipo de refuerzos preventivos se pueden evitar posteriores dolores de cabeza, literal y metafóricamente hablando.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment