Formación > MBA

Dirección estratégica y TaeKwonDo

Escrito por Virginia / 9 de febrero de 2009

Aunque a simple vista no lo parezca, ambas disciplinas tienen una importante similitud. Así lo entendió un equipo del IAE, la escuela de Dirección y Negocios de la Universidad Austral, donde están experimentando la aplicación de este arte marcial a la estrategia empresarial.

El Taekwondo puede inspirarnos en nuestros estudios

El Taekwondo puede inspirarnos en nuestros estudios

Las artes marciales no sólo sirven para defenderse, sino también para desarrollar el cuerpo y la mente. Algunas técnicas del TaeKwonDo pueden ser aplicadas con éxito a la formación ejecutiva, o por lo menos así lo entendieron en la escuela de negocios IAE, de la Universidad Austral, en la República Argentina.

Roberto Vassolo, titular de estrategia del IAE, y Pablo Grimalt, 4º dan de TaeKwonDo, son los principales responsables de que en las aulas de esta escuela de negocios argentina también se repartan golpes.

En las clases de estrategia que se imparten en esta escuela de negocios se realizan exhibiciones de TaeKwonDo, a cargo de un grupo de expertos. El objetivo de estas exhibiciones es que los alumnos examinen los factores a tener en cuenta a la hora de plantear una “estrategia de combate” y puedan trazar paralelismos con dilemas empresariales.

De este modo, los futuros titulados de este MBA, dirigen el combate de los cinturones negros y analizan las alternativas de lucha. Para Vassolo, existen fuertes similitudes entre los dilemas que enfrenta un ejecutivo al definir los aspectos estratégicos de su organización y los dilemas del luchador al diseñar una estrategia de combate.

Principales similitudes entre el TaeKwonDo y las estrategias de negocios

Compensación entre eficiencia y capacidad de adaptación: en la contienda física, a menor consumo de energía, mayor resistencia, lo que repercute positivamente en la eficiencia de los golpes. En las empresas, al igual que en el combate, las más eficientes suelen ser rígidas ante cambios y las empresas con mayor capacidad de adaptación suelen tener más flexibilidad, pero menor eficiencia. Por lo tanto, tanto el luchador como el ejecutivo deben buscar el equilibrio y la compensación.

Control y efectividad: en el arte de la lucha se presenta el dilema entre mayor control del golpe pero menor fuerza, por lo que muchas veces, el luchador debe cambiar su dirección. Extrapolado a las empresas, el dilema se lleva al plano del equilibrio entre el impacto que puede provocar una decisión o la posibilidad de cambiar la trayectoria.

Tamaño y agilidad: la fuerza de los golpes depende tanto del tamaño del luchador como de su velocidad. A partir de este punto se analizan las ventajas reales del tamaño de una organización. Se puede suponer que una empresa más grande es siempre menos vulnerable; sin embargo, las empresas grandes pueden encontrar dificultades frente a una posible adaptación.

El secreto de la estrategia

Para Vassolo, el secreto se centra en la “coherencia entre estrategia y capacidades”, ya sean físicas o empresariales. Un combatiente debe tener en cuenta sus características físicas y una empresa sus singularidades. La falta de coherencia puede ser el origen del fracaso de muchas estrategias.

Otra analogía es el comportamiento a la hora de plantearse objetivos. Del mismo modo que un luchador tiene que concentrarse en golpear una determinada zona del cuerpo de su oponente, puede suceder con una empresa que se concentra en un único aspecto, por ejemplo, el aumento de sus ventas. Para Vassolo, “la obsesión por los resultados empobrece la estrategia y la hace más previsible para el competidor”.

Tags: , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment