Educación > Cultura

Edzná: la escuela del cosmos

Escrito por Ademir / 30 de noviembre de 2009

Uno de los pocos aspectos negativos de la influencia de las nuevas tecnologías en la educación, es el hecho de que abstraen demasiado la cultura y sus manifestaciones, e incluso la realidad en su conjunto. Podría pensarse que después de haber “conquistado”( lo cual es ya es discutible) todos los espacios de la realidad exterior, sólo queda ahora abordar científicamente el interior de la naturaleza y de la cultura. Y sin embargo afanarse en tecnologías que ya no tienen lugar para ser aplicadas parece un contrasentido. La educación debe hacer hincapié en que existe un afuera, una realidad exterior que puede ser pensada y comprendida. Ahondemos en ello, en los comentarios que siguen.

Edzná, en Campeche (México)

Edzná, en Campeche (México)

Un ejemplo de cómo la cercanía directa con la naturaleza y no con lo que abstraemos de ella puede generar enormes frutos culturales y educativos lo tenemos en la antigua cultura maya, y en especial en una de sus urbes más admirables. Todo un umbral a tiempos mágicos y plenos de enigmas, la ciudad maya de Edzná se ubica en el estado de Campeche.

Una perspectiva cósmica

Los visitantes resultan impactados por los variados estilos arquitectónicos mayas que se conjugan en este yacimiento arqueológico. Diversos mascarones, tribunas y pirámides majestuosas forman parte de la atmósfera cautivante de Edzná, que tuvo su esplendor entre los años 600 y 900 antes de nuestra era.

Destacan en el lugar restos de construcciones hidráulicas de los mayas, la monumental Acrópolis, basamento de proporciones colosales en forma cuadrada que soporta varias importantes estructuras, entre ellas el Edificio de los Cinco Pisos, con sus 27 habitáculos y su gran templo, que integran una pirámide de cinco niveles y 32 metros de altura.

La enseñanza infinita

Los mayas en la ciudad de Edzná nos legaron una muestra de cómo la educación y la cultura pueden alcanzar una gran profundidad sin caer teorizaciones y concepciones de la realidad demasiado alejadas de la inmediatez vivencial que forja la vida humana en sociedad.

Su universo, cargado de sentido, dio forma a uno de los universos más increíbles, fascinantes y exóticos que jamás hayan existido sobre la faz de la Tierra. Puesto que en efecto, en Edzná los mayas hicieron patente que es posible abrir los secretos del firmamento a los hombres, construir infinitos a partir de lo finito, y hacer de la educación y de la cultura verdaderas expresiones de sensibilidad con alcances cósmicos.

Tags: , , , , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment